A veces me siento así, como en Playa Girón,… invadido y teniendo que defender lo que es mío.

¡Compañeros poetas, a las palabras!