Dejaste la pared

repleta de recuerdos:

fotos, cartas, postales,

palabras prendidas

en hilos de lana,

y un póster de Steve Mcqueen

huyendo en una moto.

Z

Tan sólo te llevaste

las nubes de algodón,

y un post-it

donde, alguna vez, escribí

te quiero.

Anuncios